sábado, 24 de noviembre de 2012

Viajando con Volaris y Best Day



Octubre es uno de mis meses favoritos por 3 razones: El clima cambia, comienzan los play-offs de la MLB y es mi cumpleaños. Este año tenía una razón más para que llegara Octubre: Tenía boletos para ir al concierto del cantante Bryan Adams en la Cd. de México.

He viajado anteriormente con Aeroméxico, Aeromar y las desaparecidas Mexicana y Aerocalifornia (con una experiencia desagradable en parte por mi responsabilidad con ésta última), pero nunca lo había hecho con Volaris. 



Una vez que tuve mi boleto para el concierto, me dediqué a buscar vuelos y hotel. Mi primera opción (y a fin de cuentas la única) fue Best Day. Ingresé a su página, donde viene información muy clara y precisa además de que tiene cientos de opciones y con paquetes y precios muy accesibles, además la opción de pagar a meses sin intereses. Como volar de Mazatlán a México salía muy caro (¿cuándo van a cambiar las cosas, señores?) entonces busqué volar de Culiacán y obtuve mejor precio. Así que, volaría Culiacán-Cd. de México  con escala en Guadalajara. Originalmente me quedaba una noche, pero por unos cambios inesperados tuve que reservar una noche más, así que los chicos de Best Day me asesoraron con un nuevo hotel y rápido tenía ya mi hospedaje y mi viaje listo.

Entonces viajé por autobús desde Mazatlán hasta Culiacán (con Autotransportes Unidos de Sinaloa, $130 pesos, 2 horas y media de camino, salidas cada 20 minutos a partir de las 5am) con mucha tranquilidad y seguridad. Sus autobuses cuentan con internet inalámbrico. Al día siguiente, me dirigí al Aeropuerto de Culiacán; mi vuelo salía a las 8:36am. Algo que no me había pasado, a pesar de haber volado tres meses antes, es que una vez que estaba por pasar a la sala de abordar me hicieron regresar para meter parte de mi maquillaje en una bolsita de plástico; todos los líquidos tienen que viajar de esa manera. Así que después de un pequeño retraso por cuestiones de clima, abordamos el avión en pocos minutos recibidos por una tripulación muy amable. Mi asiento estaba en la salida de emergencia, lo que se me hizo genial ya que el espacio es mucho más amplio que el resto de las filas. Sólo me recordaron poner mi equipaje de mano, incluyendo mi bolsa en el compartimento superior. Además, no me molestaría ayudar en caso de emergencia. Que espero que nunca me pase por supuesto.


Algo que me encantó fue que la explicación de las medidas de seguridad fue hecha en video ¡por niños! Divertidísimo, muy original y sin ser tedioso. Además, estoy segura que capta la atención de los niños que estén abordo.

Llegando a Guadalajara, permanecí en la sala de abordar, me tomé un rico café de Starbucks (aunque sigo prefiriendo los de Rico’s Café en Mazatlán) y cuando menos pensé estaba haciendo fila de nuevo para abordar el avión para la Cd. de México. El vuelo fue rápido y sin contratiempos. 

Así que la próxima vez que desees hacer un viaje, checa las opciones que te brinda Best Day.

Nota: Esos cambios inesperados que mencioné surgieron porque al momento de llamar a la aerolínea para confirmar mi vuelo (tres días antes) me comentaron que mi vuelo se había cancelado y que tendría que tomar otro. Creo que debieron haberme localizado de alguna manera porque si hubiera llamado al día siguiente, mi trabajo no me hubiera permitido tomar el viaje que ya tenía reservado. Pero bueno, todo salió como lo planeé.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada